Bea y Miguel

Escribir sobre uno mismo es difícil…afloran tantos pensamientos y alguna que otra lágrima…  Así empezaba el email que me mandó Bea cuando le dije que me contara un poco sobre ellos para mostraros un resumen de su boda en el Castillo de Buñol.

Todo empezó un 23 de Octubre de 2016, en un viaje sorpresa.
Yo no sabia donde me llevaba hasta que leí una señal ” Peralejos de las truchas”
🤣🤣🤣…me pareció un nombre gracioso y comico, pues bien…allí y tras 10 años de relación, a la orilla de una laguna llamada Taravilla, Miguel saco un anillo y me pidió matrimonio.
A partir de ahí todo fue un cúmulo de nervios y decisiones.
Una amiga me recomendó una aplicación, bodas.net, allí empezamos manos a la obra…
Entre otras cosas elegir el fotógrafo, miramos todos los que habían en la pagina…pero nos quedamos con un nombre, Emilio Almoacil, desde que vimos la primera foto sabíamos que el iba a ser el encargado de inmortalizar nuestro día. No había foto que no nos gustara, las fotos captaban la esencia de ese día tan especial.
Sin saberlo ( y creemos que fue cosa del destino) resulto ser amigo de unas de mis mejores amigas. ( ESTHER ART )
Así que ya no tuvimos dudas…

Queriamos que fuera intima y sencilla, con la gente que queremos.

Vivimos un año muy intenso, que paso en un suspiro. Y cada vez que vemos las fotos saltan mariposillas en el estomago.
Y de nosotros que decir…pues que ya somos una familia…una familia perruna…jeje, la única que nos falto ese día fue nuestra perrita Duna, que se tuvo que quedar en casa.

 

Boda en el Castillo de Buñol

Mas reportajes en aquí.

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

Aceptar